Todo lo que debes saber sobre los ataches de Invisalign

La ortodoncia más escogida por lo pacientes que buscan un tratamiento completamente discreto e invisible es Invisalign. Este sistema de alineación dental y corrección de mordida ha supuesto una verdadera revolución en el mundo de la ortodoncia.

Los alineadores invisibles permiten al paciente poder comer y realizar sus limpiezas dentales diarias con total libertad ya que la ortodoncia es removible. Estas férulas invisibles se renuevan cada 2 semanas y en algunos casos, el ortodoncista puede añadir unos ataches (attachments) en las piezas dentales para aumentar la efectividad del tratamiento.

 

¿Qué son los ataches de Invisalign?

Llamamos ataches de Invisalign a pequeños relieves de un material de dureza y color similares al diente (composite), que se colocan mediante adhesión sobre piezas dentales determinadas.

La colocación estratégica de ataches ayuda a que los alineadores se adhieran con más fuerza y consistencia a la pieza dental que alberga el relieve, permitiendo a la ortodoncia llevar a cabo los micromovimientos que no alcance a hacer por sí misma.

Al incluir los ataches de Invisalign sobre los dientes, la estética de mínima percepción de la ortodoncia no se pierde. Estos relieves son prácticamente del color del esmalte dental y se mimetizan dentro del conjunto de dientes.

 

¿Qué tipos de ataches de Invisalign existen?

El ortodoncista que paute el tratamiento podrá seleccionar qué tipo de ataches de Invisalign se necesitan. Existen 3 tipos que se diferencian por funcionalidad u objetivo:

  1. Ataches de rotación: giro de caninos.
  2. Ataches de extrusión: movimiento direccional de piezas.
  3. Ataches de enderezamiento radicular: corrección de posición de estructuras internas.

Comúnmente los ataches de Invisalign suelen tener una forma rectangular y el número de ellos que ha de colocarse dependerá de la estrategia de micromovimientos marcada en el tratamiento.

La elección la tomará el ortodoncista siguiendo los datos del software de última generación ClinCheck de Invisalign. Así, el tratamiento adopta la máxima capacidad de previsibilidad, ya que en el propio sistema se podrá determinar cómo serán y dónde se colocarán los ataches de Invisalign sobre una recreación en 3D de la boca del paciente.

 

La pregunta más frecuente sobre los ataches de Invisalign: ¿duelen?

La colocación de los ataches de Invisalign es indolora. Si bien es cierto que se pueden notar ciertas molestias los primeros días, pasado este tiempo serán imperceptibles.

Como en todas las ortodoncias, tras un periodo de adaptación, los ataches de Invisalign se perciben al tacto con la lengua de forma suave, por lo que el paciente podrá acostumbrarse a convivir con estos pequeños relieves en su boca hasta que sea hora de retirarlos.

La presencia de ataches hace que el tratamiento sea más rápido y efectivo. Si necesitas más información sobre Invisalign, no dudes en consultarnos o ponerte en manos de nuestros especialistas para que puedan valorar tu caso.