¿Qué quiere decir el color de las encías?

No hay mejor reflejo de la salud bucodental que el estado de las encías. Y entre las características que nos pueden indicar que existe un problema, está su color.

Por todo esto, es indispensable cuidarlas para contribuir al estado óptimo de tu salud. A continuación, nuestros expertos en periodoncia te explican qué puede indicar el color de tus encías.

Encías rosadas

Si tienes unas encías firmes y de un tono rosado es señal de que están bien cuidadas. La textura correcta es similar a la piel de naranja y no deberías sufrir ni molestias ni sangrado.

Si este es tu caso, ¡enhorabuena! Sigue cuidándolas y recuerda acudir a tu dentista periódicamente para comprobar que su estado sigue siendo igual de bueno.

Encías rojas e inflamadas

Si tus encías están rojas es probable que, además, estén inflamadas. Lo más común es que sientas cierta sensibilidad y que sangren durante el cepillado y al utilizar hilo dental. Recuerda acudir a tu dentista lo antes posible para detectar si se trata de una enfermedad periodontal.

Las enfermedades periodontales suelen estar causadas por acumulación de placa bacteriana derivada de una rutina de higiene bucodental poco efectiva. En casos menos frecuentes, las encías rojas estarán provocadas por hongos o virus, pero sus efectos pueden, de la misma manera, provocar una periodontitis.

Encías oscurecidas o de color café

Si tu piel es oscura, el color café es el tono natural de tu encía, y será señal de salud. Si eres de raza blanca y tienes las encías de color café, pueden haberse oscurecido por la exposición al sol.

Otra razón reside en la nicotina del tabaco, que puede provocar un oscurecimiento general de la encía y favorece la aparición de diversas patologías.

Además, el consumo de ciertos medicamentos como los anticonceptivos orales o los antidepresivos tricíclicos también puede llegar a oscurecer las encías.

Revisa siempre su textura y presta atención a los bordes que rodean a los dientes para comprobar que no se ha producido ningún cambio de color. A veces, incluso con un color natural de encía, puede estar ocurriendo algún tipo de problema que podemos detectar a tiempo prestando atención y con una revisión profesional.

Encías blancas o rosa pálido

Las encías blancas pueden deberse a numerosas causas que habrá que identificar para trazar un tratamiento óptimo:

  • Pueden ser el resultado de tener
  • Si tienen, además, llagas blanquecinas dolorosas, es posible que se trate de una infección viral.
  • Estas llagas pueden aparecer por sí solas como resultado del roce de una prótesis, bajas defensas, estrés o deficiencia de vitaminas.
  • Si se observan placas blancas, puede tratarse de candidiasis bucal, que surge como consecuencia de una bajada de defensas.

¡Recuerda acudir a tu dentista si tus encías están de color blanco! Una actuación rápida es indispensable para evitar que la situación vaya a más.

Encías amarillas

Si tus encías están más amarillentas, puede ser que padezcas gingivitis. Este síntoma va acompañado de una inflamación o hinchazón que resulta molesto para el paciente.

La gingivitis es una afección muy común que se puede solucionar con facilidad. Acude a la consulta de tu dentista para un diagnóstico acertado y recuerda la importancia de la limpieza bucal para el estado de las encías. La mayoría de las enfermedades derivan de un cuidado incorrecto, ¡por lo que la mejor prevención es la higiene!

Encías grises

Las encías en tono grisáceo son una señal de que el sistema inmunológico del paciente está debilitado, ya sea por el tabaco o por el estrés. Además, este tono suele estar relacionado con una infección bacteriana que debe tratarse lo antes posible para evitar complicaciones mayores.

blog encias ilustracion Álvarez Luckow

¿Has comprobado ya el color de tus encías? Acude a Clínica Dental Álvarez Luckow para diagnosticar qué puede estar pasando en tu boca, ¡y disfruta de una salud bucodental sobresaliente!