¿Cuál es la duración de las carillas de porcelana?

La colocación de carillas dentales permite que muchas personas mejoren su sonrisa y se sientan a gusto consigo mismos. Las carillas dentales pueden ser de composite o de porcelana, siendo estas últimas las de mayor duración.

Pese a que cada caso es diferente, la duración de las carillas dentales de porcelana puede superar los 20 años, siempre y cuando se cuiden correctamente. Por otro lado, las carillas de composite suelen durar unos 10 años.

¿De qué depende la duración de las carillas dentales?

Si vas a ponerte carillas de cerámica o de resina, debes tener en cuenta que su duración está directamente relacionada con su cuidado. Independientemente del tipo de funda, las carillas estéticas deben cuidarse para evitar su deterioro.

Desde nuestra clínica dental, te damos las siguiente recomendaciones:

  • Cumple con tus tareas de higiene dental, especialmente después de cada comida. Para una limpieza dental completa, aconsejamos acompañar el cepillado dental de cepillos interdentales e hilo dental.
  • Acude al dentista al menos una vez al año. Para mantener en buen estado tu salud dental, hay que visitar al dentista cada 6-12 meses.
  • No consumas alimentos muy duros. Los alimentos excesivamente rígidos pueden dañar las carillas dentales, deteriorando su estado e incluso provocando su fractura.
  • Evita las sustancias nocivas como el alcohol y el tabaco. Si fumas o bebes alcohol con frecuencia, el color y el buen estado de las carillas dentales se perderá rápidamente.

¿Si duran más las carillas de porcelana, significa que son mejores?

La duración de las carillas de porcelana es mayor porque el material es más resistente y, por lo tanto, mejor.

Sin embargo, la duración no debe ser el único punto a valorar antes de decidir el tipo de carilla. El composite es una muy buena opción para los defectos estéticos leves, mientras que las carillas de porcelana (realizadas en un laboratorio de forma personalizada) están recomendadas para las imperfecciones más visibles.

Una nueva sonrisa totalmente a medida

A medida que cumplimos años es normal que nuestras piezas dentales se deterioren. El paso del tiempo, la falta de higiene y el consumo de alimentos dañinos o de sustancias nocivas, son algunas de las principales causas de este deterioro.

Con esta situación, es lógico que busquemos la forma de mejorar nuestra sonrisa recurriendo a los tratamientos de estética dental.

Pese a que el blanqueamiento dental es un tratamiento genial para algunos pacientes, también tiene sus límites, ya que solo aclara los dientes un número de tonos finito.

Teniendo en cuenta los límites del blanqueamiento, las carillas dentales se erigen como el tratamiento de estética dental ideal para los casos de decoloración dental moderada o grave. Además del cambio de color, las carillas cuentan con la ventaja de que pueden elaborarse con la forma y el tamaño deseado, logrando sonrisas totalmente personalizadas.

Si crees que puedes necesitar este tratamiento dental, te recomendamos que consultes con nuestros especialistas para que hagan una valoración de tu caso.